La escapista

Houdina es el nombre con el que bauticé a una peculiar jicotea. Aunque en casa la llamaban de otra manera, en mi cabeza no podía concebir un nombre más acertado para esta pequeña tortuga cubana de aguas dulces. Además de las típicas piruetas que estos animalitos pueden llegar a aprender, por ejemplo voltearse cuando caen patas arriba, Dina tenía una muy particular… era “escapista”. Así como lo lee y podrá apreciar en las fotos dos de sus intentos por escapar a la calle, a pesar de que aparentemente no tenia por donde salir, para sorpresa nuestra encontró como hacerlo. Por eso insisto en nombrarla así en honor al famoso ilusionista.

Un día, finalmente, Houdina escapó. No supimos cuando, ni que suerte corrió. Imaginamos que algún “gato” pasó por la acera y se la llevó, lo cierto es que nos avisó insistentemente que sabia como salir…

Disfruten las fotos y hasta la próxima. Saludos,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s