El sueño de Newton.

Según cuentan en muchos libros, leyenda o no, Newton se refugió a la sombra de un árbol para tomar una siesta. No sé que habrá atraido al joven Isaac a ese preciso árbol, pero imagino que algo similar a lo que me ocurrió. Y es que a veces la naturaleza nos enamora de una manera misteriosa; algo que puede parecer simple a primera vista, puede llegar a cautivarnos.

Yo no tuve la misma suerte que Newton. No descubrí una Ley Física, o al menos no pude demostrar que fórmula confirma esa atracción que siento por lo natural; tampoco me cayó encima una manzana… Lo cierto es que pasé un rato agradable y confirmé que puede haber muchos puntos de vista…. o muchas posiciones de donde mirar. ¿Receta para fotógrafos?

Espero les gusten las fotos. Saludos,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s